Tratamientos

Ozonoterapia

El ozono médico es una mezcla de un 5% como máximo de ozono y un 95% de oxígeno. Fue usado por primera vez en medicina durante la primera Guerra Mundial para la limpieza y desinfección de las heridas.

¿Qué Es La Ozonoterapia?

La ozonoterapia es un tratamiento médico que consiste en la administración al organismo de la mezcla de oxígeno y ozono. Su mecanismo de acción es variado y de amplio espectro:

  • Mejora la circulación y oxigenación de los tejidos.
  • Activa los sistemas enzimáticos endógenos.
  • Controla el estrés oxidativo por su efecto antioxidante.
  • Modula el sistema inmune.
  • Regula la cascada antiinflamatoria.
  • Efecto antiviral y antibacteriano.
  • Mejora la eliminación de tóxicos y toxinas.
  • Activa genes antiinflamatorios, antioxidantes, detoxificadores, reparadores y otros (activación de Nrf2).

¿Para qué sirve?

Esta gran cantidad de efectos beneficiosos hace de la ozonoterapia un tratamiento útil en una larga lista de enfermedades:

  • Dolores agudos y crónicos (Fibromialgia, Artrosis, Cefalea, etc.).
  • Lesiones musculo esqueléticas (Tendinitis, Esguinces, Bursitis, etc.).
  • Enfermedades de la columna vertebral (Lumbago, Espondilosis, Hernias del núcleo pulposo [HNP]).
  • Enfermedades infecciosas (Infecciones agudas y crónicas, incluida la infección por Sars Cov2 [Covid-19]).
  • Enfermedades autoinmunes (Artritis reumatoides, Lupus, Tiroiditis).
  • Trastornos digestivos (Candidiasis, Colon irritable, Diarrea crónica).
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (Colitis ulcerosa, Enfermedad de Crohn).
  • Enfermedades de la piel (Psoriasis, Dermatitis, Urticaria, Acné, etc.).
  • Trastornos generalizados del desarrollo / Autismo.
  • Enfermedades neurológicas (Epilepsia, Parkinson, etc).

¿Cómo Se Realiza?

El ozono se genera a partir del oxígeno medicinal usando generadores de ozono, los cuales, mediante descargas eléctricas transforman una parte del oxígeno (formado por 2 átomos de oxígeno) en ozono (formado por 3 átomos de oxígeno). La vía de administración dependerá de la patología a tratar: endovenoso, intramuscular, subcutánea, local, intrarticular, rectal o vaginal. Se debe realizar una evaluación médica inicial para individualizar la terapia, definir dosis, vía de administración y frecuencia de sesiones. Habitualmente los ciclos son de 5 a 10 sesiones, 1 a 2 veces por semana.