CefaleaAutor: Dr. Rafael Vicuña

La Cefalea o dolor de cabeza es una de las causas más comunes de consultas médicas. Generalmente este dolor se presenta de forma intermitente. Las maneras más frecuentes corresponden a la migraña o jaqueca y la cefalea tensional.

Tanto las cefaleas crónicas como las recurrentes pueden provocar, además del dolor, angustia e incapacidad, por lo que acudimos frecuentemente a los Analgésicos o Antiinflamatorios. Cuando el dolor no responde a los tratamientos tradicionales, es importante descartar otras causas más graves, sin embargo, es común que se aumente la cantidad o potencia de los fármacos, corriendo el riesgo de sufrir reacciones adversas a los medicamentos.

Los tratamientos tradicionales para los dolores de cabeza se enfocan en SUPRIMIR el dolor, sin importar las verdaderas causas o gatillantes de éste, por lo que no es raro encontrarnos con pacientes crónicos dependientes de fármacos analgésicos para suprimir el dolor.

Desde un punto de vista integrativo, la cefalea se centra en el PACIENTE. Su historia de vida, hábitos, medio ambiente, entre otros, son muy importantes para determinar las posibles causas y el tratamiento adecuado.

Después de una detallada historia clínica, nos enfocamos en corregir los factores desencadenantes del dolor. Esto puede incluir un cambio importante en la alimentación, una limpieza de posibles elementos dañinos que se pueden encontrar dentro del organismo, y el estímulo al propio cuerpo para auto-organizarse y así lograr una verdadera curación.

La TERAPIA NEURAL, por medio de inyecciones de anestésicos locales en baja concentración en puntos específicos del cuerpo, es capaz de estimular procesos bioreguladores, con el fin de restablecer el orden biológico de la enfermedad, y así conseguir su curación.